De acuerdo con la Iniciativa de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2018, el gobierno federal espera tener ingresos presupuestarios por 4.7 billones de pesos, lo que representa un aumento de 3.6% en términos reales respecto a lo aprobado por la Ley de Ingresos de la Federación 2017, que fue de 4.3 billones de pesos.

El incremento en los ingresos presupuestarios se debe a que para el próximo año se espera recaudar por impuestos 2.9 billones de pesos, un incremento de 3.2% en términos reales respecto a la LIF 2017, que prevé que este año el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tenga una recaudación de 2.7 billones de pesos.

“El paquete también honra el acuerdo de certidumbre tributaria del 2014, por eso en esta ocasión no se incluye una miscelánea fiscal, propuestas de modificación a nuestro régimen tributario, ninguna modificación o impuesto nuevo, por lo cual sólo se somete a consideración puntualmente la Ley de Ingresos”, indicó José Antonio Meade, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) al entregar el Paquete Económico a la Cámara de Diputados.

“Los ingresos presupuestales estimados para el ejercicio fiscal del 2018 ascienden a 4.7 billones de pesos (…) y obedece principalmente a la recuperación marginal de los precios internacionales del petróleo, mientras que el incremento de los ingresos no petroleros se explica por el crecimiento de los ingresos tributarios del gobierno federal”, explicó Banorte en un estudio.

En lo que se refiere a ingresos petroleros, para el 2018 se espera recibir 835,575 millones de pesos, un aumento de 1.3% en términos reales respecto de lo previsto para este ejercicio fiscal, de esta manera, de acuerdo con el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), representarán 15.9% de los ingresos presupuestarios, la mitad de lo que representaban hace cinco años (33.1 por ciento).

“La columna vertebral del sistema fiscal, por el lado de ingresos, deben ser los tributarios ya que el petróleo, al ser un recurso natural, muy volátil y no renovable, se debería usar para financiar infraestructura y para hacer un fondo de ahorro, pero no para financiar el gasto corriente, ya que esto es tremendamente irresponsable”, aseguró Héctor Villarreal, director general del centro de investigación.

La Cámara de Diputados tiene hasta el 20 de octubre para aprobar la Ley de Ingresos de la Federación 2018, para que posteriormente se vaya a la Cámara de Senadores, quienes tendrán hasta el 31 de octubre para aprobarla o, en su caso, rechazarla.

Si en alguno de los casos el plazo límite se vence, el Ejecutivo puede solicitar una prórroga al Congreso antes del 31 de diciembre de este año.

Por último, se tiene hasta el 15 de noviembre para aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación por parte de la Cámara de Diputados.

No se aprovecha potencial del IVA

De acuerdo con Héctor Villarreal, director general del CIEP, el gobierno no está aprovechando el potencial que tiene el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que para el ejercicio fiscal de este año es de 3.8% del Producto Interno Bruto (PIB), proporción que se mantiene en la Iniciativa de la Ley de Ingresos para el próximo año.

“El IVA traía una tendencia al alza; cuando empieza la reforma fiscal saltó de 3.5% del PIB a 3.9%, mientras que en el 2016 fue de 4.1% pero ahora, en el paquete actual está previsto que caiga a 3.8% del PIB y para el siguiente año se mantiene en esa proporción”, detalló Héctor Villarreal.

Agregó que, aunque aún falta investigar, sospecha que esta baja se da en primer lugar porque varios sectores de la economía y de las regiones “simple y sencillamente no le entran al IVA”. Además, se agrega que en varios procesos y transacciones no es fácil para el contribuyente adquirir una factura y, por último, otro de los factores que pega es la utilización de facturas falsas.

“Si bien el SAT ha trabajado mucho en otros temas, aún queda pendiente el tema de facturas apócrifas”.

Además, indicó que el apoyarse más de los impuestos indirectos, como lo es el IVA, tiene sus pros y contras. “Si bien el IVA nos debería dar más recaudación, en mi opinión la columna vertebral debería ser el sistema de renta”.

Finalizó diciendo que, para el siguiente año que será de campañas y elecciones, se tiene que observar la evolución que presenten los ingresos tributarios, ya que “durante campaña van a salir muchas promesas, pero si éstas no están respaldadas en un ingreso, difícilmente van a pasar de buenas intenciones”.

 

Fuente: El Economista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s